0 productos Mis articulos Contacto
 
¿Avanzada?
Usuario:
Password:
 
Crear cuenta - Recuperar cuenta
 
Accesar al sistema
Accesorios
Anillos
Bolas Chinas
Bondage
Condones
Cremas/Aceites
Dildos
Inflables
Juegos Eróticos
Kits
Lencería
Lubricantes
Masturbadores
Vibradores
LO MAS HOT!
Peliculas
¿Cómo te enteraste de nosotros?
Google
El Norte
Gpo. Reforma
Youtube
Blogspot
Twitter
Facebook
Amigos
Otro
MASAJES PARA ELLAS (PRIMERA PARTE)

 

Las mujeres pueden venir en dos maneras: mediante estimulación de su punto G o por estimulación del clítoris . Muchas mujeres caracterizan el orgasmo del clítoris como más fuerte y el orgasmo del punto G como más profundo. La excitación femenina toma mejor tiempo en obtenerse pero permite tener orgasmos múltiples, si continua la estimulación. Tener orgasmos múltiples puede mantener la excitación por mucho tiempo a un nivel muy alto.

    

1. Masaje Labial:
Coloque una mano bien lubricada sobre los labios de su vagina con los dedos hacia en ano. Jale hacia el ombligo y alterne ambas manos. Explore los labios internos y externos con sus dedos. Gentilmente jale uno y después el otro. Frote los labios exteriores gentilmente con su pulgar e índice, y después los labios interiores.

2. Y Uno, y Dos, y Tres...
Inserte sus dedos índice y medio dentro de ella y arquee su pulgar como su estuviera "pidiendo cola" y penétrela hasta que su pulgar toque el
clítoris . Puede usar una variedad de movimientos lineales y circulares en esta posición. También puede vibrar su mano.

3. Casi Casi
Si ella tiene un sitio en el cual le gusta ser acariciada o lamida, hágalo bien cerca, pero no exactamente en ese punto, excepto muy ocasionalmente. Esto hace que ella tarde más en alcanzar el orgasmo, pero probablemente sea mucho más intenso en el momento en que llegue.

4. Presione Aquí Para Comenzar
Inserte un dedo gentil y profundamente en la vagina y cuando este lista y lubricada un segundo dedo. Coloque su pulgar cubriendo el ano. No lo inserte. En vez, presione ligeramente mientras mueve sus dedos.

5. Cuente Hasta Diez
Coloque la palma de su mano en su monte de Venus (donde está el vello púbico), y coloque sus dedos ligeramente sobre los labios vaginales. Coloque su pulgar en el muslo. Ligera pero firmemente presione su palma contra el monte de Venus y comience a mover su mano en un movimiento circular. Su palma no debe deslizar de la piel en este proceso. Usted debe notar que la piel de ella se mueve por debajo. Repita hasta que haya hecho diez círculos. Levante sus dedos y golpee muy ligeramente los labios vaginales a un ritmo de una vez por segundo hasta que llegue a diez golpes. Note que son golpes muy, muy suaves; no deben doler. Después, descanse su mano por cinco a diez segundos. Repita los círculos, repita los golpes, descanse nuevamente, repita los círculos, etc.

               
6. Reloj Cervical:
La cerviz se suele ubicar en la parte superior interna de la vagina. La cerviz se siente como una pequeña protuberancia de piel. En algunos casos puede tener una ranura pequeña en la mitad, tal como un mentón. Cuidadosamente estimule el área que rodea la cerviz. Ella disfrutará de este masaje y posiblemente quiera que lo haga más a menudo; o no lo disfrutará para nada.


7. Dedos en los Labios
Debido a que la piel del clítoris es mucho más sensible que cualquier parte del pene, no querrá que la piel de los dedos lo lastimen. Gentilmente empuje y hale la piel que rodea al clítoris cuando toque los genitales femeninos. Usando los labios vaginales como protección usted podrá darle estimulación placentera sin la fricción dolorosa. 

8. Desde Afuera:
Coloque su mano libre en la parte inferior del abdomen de ella. Experimente aplicando distintos tipos de presión con la mano de arriba mientras tiene los dedos de su otra mano dentro de la vagina. 

9. Copión:
Una forma excelente de aprender cómo darle placer es colocar su dedos sobre los de ella 
mientras ella se masturba. Después hágalo al revés, con los dedos de ella actuando como guía para los suyos.

10. Desde el Borde:
Otra forma de masaje genital se puede hacer colocando el labio vaginal bien lubricado entre el pulgar y el índice. Pellizque muy ligeramente y hale sus dedos directamente hacia afuera de su cuerpo. Sus dedos terminaran en el aire a unos tres o cinco centímetros del cuerpo de ella, tal cual como si los hubiera jalado desde el borde de una mesa. Si a ella le gusta repítalo varias veces. 

 

                                                                    

Encuéntranos: Belatio ® 2010 - Derechos Reservados